Negotians

La AEAT autoriza finalmente los aplazamientos de IVA para autónomos

Para aquellas personas que no hayan estado al tanto de las novedades tributarias, os pongo en antecedentes. El Gobierno aprobó el mes pasado el Real Decreto-ley 3/2016, de 2 de diciembre, donde entre otras modificaciones tributarias, eliminó la posibilidad de conceder aplazamientos o fraccionamientos de determinadas deudas, entre ellas las derivadas de los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades y las derivadas de tributos que, como el IVA, deben ser legalmente repercutidos, salvo que se justificara que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente pagadas.

Esta norma venía a poner a un colectivo, el de los autónomos y pymes, muy damnificado por la (larguísima) crisis que estamos sufriendo en este país a los pies de los caballos, ya que en muchos casos estos agentes económicos se encuentran con que llega el momento de pagar el IVA (y el pago a cuenta del IS), y se encuentran con liquidez insuficiente para hacerle frente. Es más, no se había articulado en la disposición mencionada ningún mecanismo para justificar que las cuotas que se habían repercutido no se habían hecho efectivas.

En el día de hoy (viernes 13 de enero) se ha publicado en la página web de la Agencia Tributaria una nota en la que se indica que, en el caso de los autónomos, seguirá siendo posible efectuar aplazamientos en materia de IVA, pero siempre dentro de los siguientes parámetros:

  • Se podrá aplazar deuda de importe igual o inferior a 30.000 euros hasta un máximo de 12 plazos mensuales mediante un mecanismo automatizado de resolución.
  • Si el importe total de la deuda superase los 30.000 euros, se podrán conceder los aplazamientos, en función del tipo de garantía aportada por el deudor, y por un plazo máximo de 36 plazos mensuales, debiéndose acreditar en este caso que las cuotas de IVA repercutidas no han sido pagadas.

Consideramos que no es justo que este mecanismo no se haya ampliado a las empresas consideradas de reducida dimensión (pymes), ya que se pueden encontrar con los mismos problemas con los que se encuentran los autónomos en materia de liquidez, y así mismo, seguimos sin que se clarifique el mecanismo de acreditación del impago de las cuotas repercutidas, por lo que consideramos que es una nota aclaratoria que deja todavía bastantes “víctimas” en el camino de la tributación empresarial y que debería habilitarse una nueva nota en la que se aclare cómo ha de acreditarse la falta de pago. Además, la forma en que se ha hecho (a menos de 15 días de la domiciliación de los modelos de IVA) crea inseguridad jurídica y demuestra precipitación por parte de la Agencia Tributaria y el Ministerio de Hacienda.

No obstante, por la parte que toca al colectivo de trabajadores autónomos, es un alivio la aparición de esta norma.

 
Comments

No comments yet.

Leave a Reply

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
shared on wplocker.com